Archivo de la etiqueta: Interior

Baile energético

Picture 1

El universo es energía. Pura energía. Todo esta hecho de energía, y lo mas importante es que esa energía con la que estan hechas todas las cosas, es energía en movimiento. Nada en el universo es estático.

Supongamos por un momento que todo tiende al equilibrio, lo cual personalmente creo que es así, pero suponiendo que efectivamente lo sea, las cosas tienden a balanceare por sí solas, desde lo mas evidente hasta lo que no es tanto.

La naturaleza es un buen ejemplo de esto.

La luz se equilibra con la oscuridad, es el caso del día y la noche. El sol y la luna se compensan mutuamente para el planeta tierra, generando un precioso círculo de vida. El frío se balancea con el calor. Luego de un placentero paso por el calor del verano asoma el frío acurrucante del invierno. Los días secos se despiden con relajantes lluvias. La nieve cubre con su manto las montañas para luego dar paso a la vegetación de la tierra.

Asi nuestra “madre” nos muestra esa danza perfecta que realiza de tiempo en tiempo. Cualquier variación “natural” en este balance obedece a un balance superior. (Aclaro natural para que se entienda que no es una variación inducida por un factor externo, como el hombre y sus actividades). Hace millones de años la tierra era un lugar de calor extremo que no daba lugar a la vida tal cual la conocemos hoy. Con el correr de las eras, esta calor fue dando paso a un clima mas benigno y que permitio la evolución actual.

Pensar que el equilibrio solo queda ligado a este plano es por lo menos absurdo, ya que como dijimos antes, el universo entero es parte de este baile.

Veamos entonces que pasa con las personas, las relaciones y los acontecimientos.

Todo esta en movimiento. Nuestro estado de ánimo, nuestros sentimientos, nuestras ganas, nuestras actividades y no actividades. Todo.

Nuestro cuerpo necesita de este equilibrio. Actividad y descanso. Tensión y relajación muscular. Ingestión y excresión de líquidos / solidos. Hasta el mismísimo corazón que bombea sangre con ritmo envidiable.

Ahora que pasa con lo que no es tan físico? Nuestro estado de ánimo pasa por diferentes estadíos, pero tiende al equilibrio. Por momentos podemos estar eufóricos y excitados, pero luego de un tiempo la exitación deja lugar a la calma. La magia del enamoramiento, del flechazo, cede al paso del tiempo, cambiando de estado. El pensamiento se equilibra con el no pensamiento (meditación) Etc, Etc, Etc

La pregunta ahora sería: que pasa cuando nos mantenemos conciente o inconcientemente en algun extremo de la escala sin casi movernos de allí. Como la tendencia al equlibrio es INEVITABLE y la ley funciona lo sepamos o no, algún factor externo nos brindará el aporte energético opuesto para volver al estado natural.

Si nuestra vida es una incansable carrera sin posta alguna, seguramente nos sobrevenga algún tipo de pausa. Desde momentos que generen reflexión y un parate, hasta paradas obligadas como stress o alguna enfermedad que nos haga parar por “fuerza mayor”. A esta fuerza mayor la llamaremos a partir de ahora ley del equilbrio.

La energía que no equilibramos nosotros, se equilibra sola. “Lo que no jugamos nosotros, nos lo lo juega el afuera.” (Gracias Cristina Yborra)

En las relaciones pasa algo similar. Si yo pongo cosas en extremo, lo mas seguro es que el otro saque en extremo. Si yo soy extremadamente cariñoso seguramente el otro sea extremadamente arisco o indiferente, Si yo “malcrio” al otro, seguramente el otro no haga nada. Si yo soy pura estabilidad , el otro pondra pura inestabilidad.

Cada uno de nosotros podra recordar que a lo largo de su vida luego de momentos de plena acción llegaron momentos de plena calma. Luego de momentos de plena inercia llovieron momentos de movimiento. Cada uno de esos cambios de estado puedo estar inducido por una decisión personal o por una crisis coyuntural. Los dejo un minuto para que consulten sus propias experiencias.

En todos los casos lo que no equilibramos nosotros, se equilibra desde afuera. Tanto en el plano físico como en el mental.

Saber que esto existe y funciona plenamente nos da la posibilidad de auto-equilibrarnos. De no esperar la tormenta que precede a la calma, sin un paraguas en la mano. Aplicar la LEY sobre las leyes. La decisión propia sobre la jugada externa. El conocimiento libera….

A partir de ahora sabemos que tenemos en nuestras manos la posibilidad de equilibrarnos, y que  si no ejercemos la libertad de acción y decisión para tal fin, la fuerza equilibrante va a llegar desde afuera de cualquier forma posible.

La energia se equilibra entre los opuetos, entre el yin y el yan, entre el blanco y el negro, bailando una danza preciosa y eterna.

Anuncios
Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , ,

Bienvenido a bordo.

Desde que tengo uso de razón siempre soñe con las vacaciones.

Ese momento del año que tanto anhelamos, en donde dejamos “todas nuestras preocupaciones” y nos dedica mosa “no hacer nada” o, caso contrario,  a “hacer todo”.Claro, hacer todo lo que de placer.

Planerlas de por si,  ya es un placer tan grande, que casi lo llevan a uno a sentirse bien cerca de ese momento culmine. Uno arma itinerarios, busca destinos, alojamiento, actividades y casi como que su imaginacion lo lleva hasta esa playa perfecta o a ese lugar que tanto desea.

Una vez alli, todo es alegria y dicha

Si señor, en las vacaciones nos tomamos un “tiempo para nosotros”,  para “relajar nuestro cuerpo, nuestro intelecto y sobre todo nuestra mente”………. Lastima que duren tan poco no?

Ahora, que sucede si le digo que Ud. puede hacer que duren mucho mas. Que todos los días podria tomarse vacaciones. Que la energia placentera que lo envuelve cuando moja sus pies en la arena, esta solo a un abrir y cerrar de ojos.

Esta “entrada” es una invitación a ese lugar, a tomarse unas merecidas vacaciones.

Lo invito a viajar, a descubrir los paisajes mas deleitantes y a vivir las sensaciones mas vibrantes de su vida.

Bienvenido a bordo…

A diferencia de todos los viajes que Ud ya hizo, este es  un viaje que no requiere ni visa, ni ticket aéreo, ni siquiera trasladarse, este viaje al cual me refiero es el VIAJE INTERIOR.

Para algunos un lugar enigmático, que solo dios sabe como se llega y para otros una gran perdida de tiempo. Pero sin lugar a dudas es uno de los  lugares que menos visitamos, a pesar de que es el que mas satisfacciones nos deja.

Nuesto interior es un mundo inmensamente rico,  y es el lugar en donde reina la paz y la armonia. Para acceder a él debemos hacer exactamente lo mismo que cuando nos tomamos vacaciones. Relajar el cuerpo, relajar el intelecto y la mente.

Como viajar a nuestro interior.?

La clave es la MEDITACIÓN

Existen mil y una manera de hacerlo y es tan personal como ud quiera que sea,

Cabe aclarar que lo importante aqui no es la técnica que utiliza sino practicarla, generar el hábito. Que la práctica forme parte de su vida cotidiana y de sus actividades, que este dentro de su “agenda” diaria. En otras palabras, “Hagalo como ud quiera, pero hagalo”
Pero que es meditar?
Los chinos llaman al arte de meditar, al “estar quieto sin hacer nada”. Esta afirmación es mucho mas profunda de lo que a simple vista parece, ya que debemos aquietar tanto nuestro cuerpo como nuestra mente.

Todas las técnicas aconsejan en un principio tomarse por lo menos 30 minutos diarios, encontrar un lugar tranquilo y apacible en donde nadie nos interrumpa y adoptar una posición comoda y relajada, dentro de lo posible sentado con la columna y la cabeza rectas. Una vez logrado esto, nos preparamos para realizar la mejor de todas las actividades, la de no “hacer nada”. (parecido a las vacaciones no es cierto?)
Para realizar esto debemos aquietar nuestra mente, sin imposiciones, sin dictámenes, solo dejándola ser, dejándola fluir  y sin analizar ni tomar contacto con un pensamiento en particular.

La idea es dejar que los pensamientos discurran por nuestra mente todo lo que sea necesario sin prestarles atención ni “engancharnos” con ninguno de ellos.
Para dicho fin, una técnica realmente efectiva es prestarle atención a nuestra respiración. Sentir nuestra respiración pausada sirve para “separar” los pensamientos de nuestra atención y convertirnos en un “observador de los mismos”. Sabemos que los pensamientos están allí, sabemos que van y vienen, pero no nos detenemos en ninguno de ellos.

Tomando la posición de espectador de lo que esta sucediendo, llegará un momento en que nuestra juguetona mente dejará el bombardeo constante de lado, y es aqui en donde entrarermos en el primer estado, el estado de calma, el estado de quietud,
Aqui practicamos la contemplación, no estamos dormidos, no estamos alertas, sino solo contemplativos. Contemplamos la calma.

Escucha interior.
Un paso mas alla de la contemplación es “la escucha interior”. Profundizar en este estado nos lleva a escuchar a DIOS, o a quien Ud crea que es la fuente creadora de todo lo conocido y lo desconocido también.

Esta escucha nos lleva al júbilo de encontrarnos con la FUENTE y a unirnos con ÉL.

(Esta demas decirle que esta experiencia es la mejor de todas las vacaciones que haya tenido o vaya a tener en esta o en cualquier encarnación no es cierto? )

En este estado de escucha Ud queda a disposición de DIOS. Ud fija la atención en Dios. Es un estado de entrega Inmutable,  en donde todo es posible y donde todo encuetra su cauce natural.

En fin, podriamos nombrar muchos estados, tantos como personas que meditan y en definitva y como dijimos antes lo importante no es la técnica, no es el nombre, no es el estado.

Lo importante es la CONEXIÓN.

Bienvenido a bordo y que disfrute tanto del viaje como de la estadía.

Etiquetado , , , , , ,